Un dios para Los Vokingos

Niurki Pérez García

En un tiempo muy, muy lejano en los mares del norte vivía un pueblo de hombres grandotes y peludos cuyas mujeres eran también grandotas y peludas. Habitaban la isla de Hambremucha. Se llamaban a sí mismos VOKINGOS y se consideraban una rama olvidada de los vikingos, por ser en extremo cobardes e incapaces de dominar el espacio marítimo. Su mayor aspiración era llegar a ser más rápidos que sus enemigos, para poder huir y estar a salvo: una vergüenza para los dioses del Valhala, residencia de los dioses donde van los héroes y guerreros caídos en combate. Thor los ignora, Loki no quiere saber de ellos y mucho menos el gran padre Odín, molesto porque ningún dios quiere hacerse cargo de pueblo tan vergonzoso y, como dios de dioses, la tarea le toca a él. Es por eso que no ha enviado la primavera a la isla de Hambremucha, haciendo más difícil aún la vida de los vokingos.

(0)
$5.99
  • E-book
  • Portada de papel (+12.51)
ComprarLeer un fragmento

Compartir

Comentar

Libros relacionados

Cargando...